Uncategorized

El gran mónico

El gran Mónico 

el-gran-monico-PORTADAConocí a Manuel Lozano Leyva, autor del libro que aquí comentamos, El gran Mónico, al final de la década de los setenta del pasado siglo, en aquellos años de juventud y de coincidentes, necesarias, arriesgadas y estimulantes aventuras antifranquistas.  Era entonces [“Manolo el andaluz”] profesor de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Zaragoza. Años después, ya instalado profesionalmente en su Andalucía, le invité a participar en varias ocasiones en Ciencia Viva, dejando constancia de su buen hacer en la divulgación científica.

Completó Lozano su  formación hasta obtener la cátedra de Física Atómica y Nuclear de Sevilla, en las universidades de Oxford, Copenhague, Padua y Munich. Pocos científicos españoles prestigiosos tienen un currículum divulgativo como él, con éxitos editoriales como De Arquímedes a Einstein, Los hilos de Ariadna y El fin de la Ciencia.

Manuel Lozano

Manuel Lozano Leyva.

El libro que nos ocupa, editado por Debate, lleva como subtítulo La inaudita aventura de un ingeniero manchego en tiempos de crisis .En el prólogo explica el autor cómo surgió la idea del libro a raíz de una columna que dedicó a Mónico Sánchez en el desaparecido diario Público y de sus conversaciones con otro ingeniero-Juan Pablo Rojas- conocedor de la vida del manchego.

Advierte  que no es una biografía al uso y dice, en una declaración de intenciones,  que espera sirva para “animar a nuestros jóvenes desesperanzados en esta época de crisis del sur de Europa y,  en particular a los españoles. A ellos va dirigido este librito”. Y lo dedica especialmente a sus alumnos.

Los contenidos se distribuyen entre diecinueve capítulos. Comienza el periplo con “Tres pueblos manchegos”, donde se destacan la precoz y clara inclinación del protagonista por los conocimientos de electricidad y las dificultades para su formación en la sociedad madrileña de principios del siglo XX, que le llevan a emigrar a Nueva York, en plena explosión de los motores eléctricos y de la electrificación, donde se titulará ingeniero. En Estados Unidos aprende sobre nuevas medidas de precisión en electrotecnia y se introduce en el  mundo de la electromedicina y de las novedosas radiaciones. Conoce, directa o tangencialmente, a personajes como Wheatstone, Heinmetz, Westinghouse, Edison y Tesla y se interesa especialmente en la producción de aparatos de rayos X.

Posteriormente tiene lugar la vuelta de Mónico a sus orígenes, instalando en su pueblo una pequeña y personal industria-Laboratorio Eléctrico Sánchez-y se nos muestran sus habilidades y pragmatismo para sortear circunstancias adversas, tanto en la guerra civil como en la sórdida postguerra, hasta su muerte en 1961.

El autor aprovecha para rescatar la memoria de algunos científicos españoles  de la época- entre ellos algún antepasado- injustamente olvidados.

El capítulo que cierra la historia- La lección del gran Mónico- es de ánimo para los postgraduados españoles a viajar para mejorar su nivel , a detectar campos fértiles, ”que hagan añicos el maleficio y el prejuicio de ser personalmente inútiles para hacer algo que nunca se haya hecho antes” y  a que procuren regresar para trabajar por su país. Exhorta  a la población en general  a exigir cambios políticos profundos, huyendo de soluciones radicales traumáticas y estériles (neofascistas o ultranacionalistas), para terminar con políticos corruptos, incompetentes y mediocres y a favorecer la participación e implicación ciudadanas.

El libro permite además aproximarse a la España de la primera mitad del siglo XX.

No son muchos los científicos españoles que se aventuran en la literatura de divulgación científica. Lozano Leyva está entre los mejores, porque, lisa y llanamente,  tiene la virtud de que  su escritura es a la vez ágil,  amena y no exenta de humor y, en consecuencia,  accesible para amplios sectores.

 

Miguel Carreras Ezquerra
Asociación Ciencia Viva.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Apuntes de Ciencia Viva

Streaming Ciencia Viva

CON CIENCIA – TVE Aragón

Ciencia Viva en la cárcel

Revista A ciencia cierta.. (2000-09)

Ciencia en Expo Zaragoza

Sonia Fernández Quantum Ergo

David Jou en Quantum Ergo

Mira Quanta (Alberto Galindo)

Manuel Asorey Quantum Ergo

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 1.661 seguidores

Estadisticas Blog

  • 125,332 visitantes

Premio Casa de las Ciencias 2000

Premio Saviron a M. Carreras

Fotos Premio Saviron 2006

Twitter Ciencia Viva

A %d blogueros les gusta esto: