Leer Ciencia, María Esther Royo

Malva: Una historia que cambió el mundo

MALVA

Historia del color que cambió el mundo

Sarah Lee - Simon Garfield, novelist - shot for Faber and Faber. No embargo.

Simon Garfield

Simon Garfield, ensayista y periodista inglés, ha escrito a lo largo de su carrera más de una docena de libros y ha trabajado para distintos medios y revistas. Antes de Malva, publicado en el 2000, ya había recibido un importante premio, el Somerset Maugham. Su último libro A la carta se publicó en 2013.

Dice en su página web que la idea para Malva le surgió cuando leyó Caos Químico, libro sobre historias de descubrimientos científicos. Precisamente, el de los colorantes artificiales le llamó especialmente la atención, porque su inventor estaba buscando un remedio para curar enfermedades, y por la amplia repercusión que dicho descubrimiento tuvo.

El libro, que aborda el nacimiento y aplicaciones de los tintes sintéticos, está estructurado en dos partes: la primera, INVENCIÓN, consta de nueve capítulos y la segunda, EXPLOTACIÓN, de cinco; incluye, además, una amplia bibliografía.

Comienza la narración en otoño de 1906 con el homenaje que le hacen a William Perkin (1838-1907) con motivo de los 50 años de su descubrimiento del primer color artificial derivado del carbón, el malva. A partir de ahí nos va contando su vida y las dificultades con las que se encontró para sacar adelante un proyecto que no solo consistía en la puesta a punto de procedimientos químicos para la obtención de colorantes artificiales a partir de alquitranes de hulla, sino que también pretendía montar una fábrica que le permitiera explotarlos y enriquecerse con ellos. Tenía Perkin 18 años cuando descubrió el malva.

El desarrollo industrial de un país a partir de la investigación, la veleidad de la moda, la rivalidad por las patentes, la contaminación y enfermedades de la piel producidas por los nuevos tintes son aspectos que van surgiendo en la narración asociados al florecimiento de una gran industria química, la de los tintes sintéticos.

Finaliza la primera parte con la venta de la fábrica de tintes y explicando el cambio de hegemonía en la industria de los tintes sintéticos de Inglaterra a Alemania: el primero aprovechó la genialidad de uno de sus ciudadanos que contribuyó notablemente al desarrollo de un país, mientras que el segundo se dedicó a invertir y a formar a sus trabajadores.

Al principio de la segunda parte del libro, encontramos a un Perkin ya alejado de la actividad industrial y dedicado a la investigación en solitario. Publicó más de 60 artículos científicos en esta época de su vida (1874 y 1907).

Esta parte se centra en la evolución de la industria de los colorantes desde la tinción de telas a la de células con aplicaciones importantes en inmunología y quimioterapia, y la obtención de nuevas sustancias de importancia industrial a partir de los alquitranes de hulla, la baquelita y otros polímeros. Interesante es también la descripción del ciclo que se produce con los tintes: inicialmente se obtenían a partir de productos naturales; después, sintéticos; y, al final, con los conocimientos químicos, obtención con una eficacia mucho mayor de tintes a partir de los colorantes naturales.

Malva-portadaAunque la motivación del autor para elegir el tema no es muy original ya que se han producido otros descubrimientos científicos por accidente y muchos de ellos han contribuido a cambiar el mundo, lo cierto es  que esta historia resulta muy atractiva: Perkin y su pasión por la Química, obtención de vistosos colores a partir de los alquitranes de hulla, importancia de la investigación básica para el bienestar de los ciudadanos.

Se trata, por tanto, de un libro muy entretenido que nos descubre aspectos bien interesantes de la historia de la química. Merece la pena su lectura y no solo por aquellos a los que nos entusiasma esta ciencia.

 Mª Esther Royo, Profesora de Física y Química

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Apuntes de Ciencia Viva

Streaming Ciencia Viva

CON CIENCIA – TVE Aragón

Ciencia Viva en la cárcel

Revista A ciencia cierta.. (2000-09)

Ciencia en Expo Zaragoza

Sonia Fernández Quantum Ergo

David Jou en Quantum Ergo

Mira Quanta (Alberto Galindo)

Manuel Asorey Quantum Ergo

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 1.645 seguidores

Estadisticas Blog

  • 121,288 visitantes

Premio Casa de las Ciencias 2000

Premio Saviron a M. Carreras

Fotos Premio Saviron 2006

Twitter Ciencia Viva

A %d blogueros les gusta esto: