Apuntes de ciencia, Articulos de Ciencia, Miguel Carreras

Científicos de Aragón: del medioevo a la actualidad

Científicos de Aragón: del medioevo a la actualidad

por Miguel Carreras

Con las notas que a continuación expongo, se pretende dar a conocer sucintamente a un conjunto de científicos de distintas disciplinas,  nacidos en Aragón, que con sus investigaciones, en ocasiones asociadas a la docencia universitaria o a la política científica, han realizado notables aportaciones al progreso de la Ciencia de nuestro país.

Desde el Medioevo hasta nuestros tiempos

Si nos remontamos a la Edad Media, por aquella época los árabes tuvieron especial relevancia en nuestra comunidad. En una de las principales residencias de los jefes, el palacio de La Aljafería de Zaragoza, como centro intelectual, realizó estudios el médico, astrónomo, botánico, filósofo, músico y poeta nacido en 1085, exponente notorio de la cultura andalusí, Ibn Yahya Ibn al-Saig Ibn Bayya, más conocido como Avempace, que tuvo influencia en filósofos posteriores, como Averroes, Maimónides y Tomás de Aquino. Se han recuperado sus obras Discurso acerca de algunos libros de plantas, El régimen del solitario y Tratado sobre el nenúfar. También fue morador del palacio el geómetra islámico y rey de la dinastía de los hudíes AlMu`Taman Ibn Hud, autor de Kitab al Istikmal, que contribuyó a que la taifa de Zaragoza fuera considerada en el siglo XI la capital de la Matemática de la Península Ibérica.

Pedro S.Ciruelo-Portada libro

Portada libro de Pedro S. Ciruelo

Dos siglos después nacía en el pueblo zaragozano de Villanueva de Jiloca Arnaldo de Villanova, de gran peso en círculos alquimistas europeos e innovador de la medicina, que llegó a ser rector de la Universidad de Montpelier y Pedro Sánchez Ciruelo, que nació en  Daroca (Zaragoza) en 1470 y está considerado pionero en la enseñanza de las matemáticas. Escribió, entre otras  Reprobación de las supersticiones y la hechicería y Cursus quattuor mathematicarum autium. Todavía hoy se escucha: ¡Sabes más que Ciruelo! El profesor de matemáticas Victor Arenzana ha publicado algunos artículos sobre su vida y obra. La Sociedad Aragonesa de Profesores de Matemáticas le honra con su nombre.

Igualmente matemático y filósofo, contemporáneo de Ciruelo al que conoció, fue Gaspar Lax de la monegrina villa oscense de Sariñena. Rector de la Universidad de Zaragoza (UZ) escribió, entre otros libros, Arithmetica speculativa, De proportionibus arithmeticis y Quaestiones phisicalis. En el mismo siglo están datados Los veintiún libros de Ingenios y Máquinas, atribuidos, no sin polémica, al enigmático Pedro Juan de Lastanosa, descartado Juanelo (Turrión), cuyo nombre aparece en portada y que fue el transcriptor, si bien algunos expertos mantienen que pudiera tratarse de un texto anónimo.

Del siglo XVI es uno de los más insignes aragoneses, Miguel Servet, de la localidad oscense de Villanueva de Sijena, muerto en la hoguera, víctima de las intrigas de Calvino. Se han escrito numerosas tesis y biografías del célebre filósofo y teólogo, por lo que solo mencionamos aquí algunas de sus obras esenciales, Christianismi restitutio, De Trinitatis erroribus y Ptolomaei geographiae enarrationis. El principal hospital aragonés lleva su nombre, así como varios centros públicos de distintos niveles educativos de  la comunidad.

En 1630 nacía en Zaragoza Joseph Lucas Casalete, encuadrado en el movimiento Novatores, impulsores de la modernización de la ciencia. Fue un médico que se esforzó en combatir la peste y que abrazó la iatroquímica, lo que le valió un agrio y continuado desencuentro con otros colegas del Colegio de Médicos, sobre todo en el acceso a la Cátedra Prima del Curso de Medicina. Escribió Duae controversiae.

Monumentos a , M.Servet, Jordán de Asso

Monumentos a Miguel Servet y Jordán de Asso.

Ignacio Claudio Jordán de Asso, a caballo entre los siglos XVIII y XIX, fue jurista, historiador y naturalista y el primer español en adoptar la nomenclatura binomial de Linneo. Llevó a cabo un primer inventario de geología, flora y fauna de Aragón. Nació y murió en Zaragoza.

En 1823 nace en Samper de Calanda (Teruel) el farmacéutico Francisco Loscos, probablemente uno de los mejores botánicos de nuestra regional historia. Con el también boticario José Pardo Sastrón, publicó Plantas Aragonesas. Serie metódica de plantas medicinales espontáneas, primera catalogación botánica escrita por aragoneses. Más tarde, en solitario, escribió Tratado de plantas de Aragón. Pardo Sastrón, por su parte, escribió Catálogo ó enumeración de plantas de Torrecilla de Alcañiz, su pueblo.

En las ciencias exactas rememoramos a Zoel García de Galdeano, matemático y profesor de Cálculo Infinitesimal de la Universidad zaragozana, a la que legó su ingente obra, incluidos los ejemplares de la revista El Progreso matemático  que dirigió. Fue el primer presidente de la Academia de Ciencias de Aragón y de la Sociedad Matemática Española. Un apóstol de la matemática moderna, según su discípulo Julio Rey Pastor.

No me extenderé en nuestro único Premio Nobel de Ciencia-Severo Ochoa era hispano estadounidense-Santiago Ramón y Cajal, natural de Petilla de Aragón, porque al igual que sucede con Servet se conoce y se ha escrito lo bastante de él para que resulte ocioso ocuparse aquí. Solo recordar que sus obras Textura del Sistema nervioso del hombre y los vertebrados, Reglas y consejos sobre la investigación científica y Recuerdos de mi vida aun hoy son un referente nacional e internacional y que en Ciencia Viva le rendimos homenaje, colaborando con Adolfo Ayuso y Títeres de la tía Helena en la producción Cajal, el rey de los nervios. (*) y (**).

Numerosos institutos, colegios públicos y calles de Aragón le rinden homenaje con su nombre y también importantes centros de investigación nacionales.

Busto de Ramón y Cajal en Paraninfo

Busto de Ramón y Cajal en Paraninfo.

Tampoco es mi propósito abordar en detalle el campo de la Medicina, con su facultad e instituciones hospitalarias adscritas, que tal vez requerirían otro artículo diferenciado.

Acerca del ilustre hijo de la villa de Zuera (Zaragoza), Odón de Buen, fundador del Instituto Oceanográfico de España, autor de las obras De Kristianía a Tuggurt y Síntesis de una vida política y científica y del físico y miembro de la Real Academia Española, Julio Palacios, natural de Paniza (Zaragoza),académico de la RAE y autor de Análisis dimensional, Relatividad, una nueva teoría y Filipinas orgullo de España, remito respectivamente a: Odón de Buey, toda una vida  y Científicos en la Academía, donde he comentado ampliamente sus trayectorias científicas y personales.

Me ocuparé seguidamente con mayor extensión de cuatro científicos aragoneses que cubren el periodo comprendido entre el siglo XIX y la actualidad.

Félix de Azara y Perera (Burbuñales 1742- Huesca 1821).

De familia acomodada, Francisco José Pedro de Azara y Perera cursó estudios en la Universidad de Huesca y en la Academia de Matemáticas de Barcelona y se especializó en ingeniería militar. En 1781 viajó a tierras americanas, como comisionado español, siendo agregado a la Marina como teniente coronel de ingenieros y años después ascendió a capitán de navío, pasando a la posteridad universalmente por el retrato que Francisco de Goya le hizo. En América permaneció más de dos décadas, especialmente en Paraguay, realizando investigaciones de historia natural y geografía, que publicó en sus diarios. Su legado cartográfico es notable.

Tras su experiencia americana marcha a París, donde es embajador su hermano José Nicolás de Azara, que le presenta a Napoleón Bonaparte en el Museum National d´Histoire Naturelle.

Fue lector y seguidor de Buffon, aunque crítico con algunas de sus ideas. Entre sus libros destacan Historia de los Paxaros (traducido al francés) y Apuntamientos para la historia natural de los cuadrúpedos del Paraguay y del Río de la Plata. En uno de sus diarios de viajes dejó dicho:” Los conquistadores y misioneros nunca pensaron en hacer una verdadera descripción de la naciones indias, sino en realzar sus proezas y exagerar sus trabajos”.

Féix de Azara pintado por Goya

Félix de Azara pintado por Goya

En la última etapa de su vida, volvió a la casa solariega en su pueblo natal, renunciando a muchos cargos, y todavía encontró tiempo para ocuparse en estudiar la flora de la comarca.

Según escribe en Félix de Azara, ingeniero y naturalista del siglo XVIII la historiadora y profesora del IES Félix de Azara de Zaragoza, Concepción Alfageme: “La singularidad de Azara y su importancia como naturalista no está en la formación de una hipótesis, sino en la ruptura del orden científico del siglo XVIII, abriendo un abanico de posibilidades a los estudios de los futuros investigadores. Desde esta perspectiva se puede afirmar que fue un precedente de las teorías de Darwin, que le cita en obras como El origen del hombre y Viaje alrededor del mundo de un naturalista”.

Su memoria está perpetuada en una cresta de la Luna que lleva su apellido y también se puso el nombre de Azara a una población de la región americana de Misiones.

Lucas Mallada y Pueyo (Huesca 1841- Madrid 1921).

Se hace bachiller entre Zaragoza y Madrid con calificaciones poco más que  discretas y después cursa estudios de Ingeniería de Minas en la capital de España. Hizo las prácticas en las minas de mercurio de Almadén y su primer destino minero fue Asturias.

En 1870 el ministro y Premio Nobel de literatura José de Echegaray le nombra miembro de la Comisión del Mapa Geológico de España (embrión de lo que hoy es el Instituto Tecnológico Geominero de España), se dedica de lleno a la Geología y diez años más tarde obtiene la Cátedra de Paleontología de la Escuela de Minas. Sus estudios se recogen en Sinopsis de las especies fósiles encontradas en España. También es autor de Descripción física y geológica de la provincia de Huesca. Es considerado uno de los padres de la Paleontología española.

Portada de Los males de la patria

Los males de la patría.

En 1897 ingresó en la Academia de Ciencias con un discurso sobre los progresos de la Geología en España. Fue también vocal de la Sociedad Geográfica y se le otorgaron la Gran Cruz de Isabel la Católica, la de Carlos III y la de Alfonso XII.

Con Joaquín Costa fue uno de los impulsores del regeneracionismo en España. Sus ideas políticas no exentas de pesimismo y crítica social constructivas contribuyeron a sentar las bases de la generación del 98. Dichas tesis se recogen en su libro más político- Los males de la Patria- publicado en 1890, donde se dice: “Sobresale en mi tiempo un enjambre de políticos y literatos y apenas se ve un hombre científico”. Fue propuesto para ministro y alcalde de Madrid, cargos a los que rehusó.

Un Instituto de Secundaria de Huesca lleva su nombre y también el Museo de Paleontología y el Centro de Estudios Políticos de la UZ.

De la biografía de Antonio Calvo Roy Lucas Mallada-Un geólogo preocupado por España, resumimos la opinión personal que Pío Baroja tenía sobre el carácter de Mallada:

“Hacia el final de la guerra de Cuba venía a mi casa y charlaba conmigo (…). Un día apareció con una piel que había comprado hacía días su mujer, y que se la dieron por piel de marta. Mallada la observó y le pareció que no lo era, la tomó en la mano y empezó a pasear por el cuarto, gritando como si fuera un vendedor ambulante: ¿Quién quiere pieles de conejo? Tenía muchas salidas de éstas, raras.”

 

Tiempos modernos

Miguel Angel Catalán Sañudo (Zaragoza 1894- Madrid 1957)

Cursa el bachillerato en el Instituto General y Técnico y se licencia en Ciencias Químicas en la UZ con Premio Extraordinario por el trabajo Hipótesis del carbono tetraédrico. Trabaja como analista en Cementos Portland en 1913 y un año después ingresa en el Laboratorio de Investigaciones Físicas colaborando con Ángel del Campo. Poco después publica Contribución al estudio del espectro del magnesio. Nuevas líneas halladas en el espectro, texto al que añade la descripción espectroscópica de la plata y que le sirve para obtener el doctorado en Madrid.

En 1920 accede a la cátedra del Instituto Escuela de Valencia, aunque no llega a tomar posesión, pues, becado por la JAE, marcha al Imperial College de Londres abandonando la espectroscopia como técnica de análisis químico y entrando en la Física Atómica. Su formación se completa con la asistencia a conferencias de Albert Michelson y Ernest Rutherford. Publica en 1921 su famoso artículo sobre los multipletes y ese año se entrevista en Madrid con el Premio Nobel Arnold Sommerfeld interesado en sus investigaciones y Niels Bohr le cita en cursos de Gotinga. En 1930 es jefe del servicio del Instituto Nacional de Física y Química y después obtiene por oposición la cátedra de Estructura Atómico-Molecular de la Universidad de Madrid.

Cuando trabajaba en el espectro Fe-I le sorprende la Guerra Civil en el pueblo segoviano de San Rafael, donde se encontraba con su esposa Jimena. Allí es controlado por los facciosos con procedimientos que rozan el esperpento. Desde el final de la guerra es condenado al ostracismo, con grave perjuicio para la espectroscopia y se le aparta de la cátedra que no volvería a asumir hasta 1946.

Vivió el cambio institucional de la investigación española que supuso el paso de la JAE al primer CSIC. Entresacamos, en este sentido, el párrafo de una carta que escribió en aquellos tiempos oscuros a su suegro Ramón Menéndez Pidal: “Nos causa asombro y dolor comprobar que la enfermedad de la ciencia útil ha penetrado en el ámbito de la ciencia pura y ha contagiado a sus cultivadores”. En 1950 es director del departamento de Espectros del Instituto de Óptica del CSIC. Le sorprende la muerte cuando estaba preparando su entrada en la Real Academia de Ciencias.

Practicó y se interesó por la enseñanza y postuló una Tabla Periódica con el hidrógeno ubicado, sin interrupciones ni espacios vacíos.

Miguel Catalán conmigo

Con el busto de Miguel Catalán.

Según sus biógrafos pudo ser nuestro primer español en conseguir el Nobel de Física, pero la separación prematura y forzada de la investigación lo impidió. Un cráter de la Luna tiene su nombre así como un Instituto de enseñanza secundaria de Zaragoza.

Alberto Galindo Tixaire (Zaidín, Huesca, 1934-)

Estudió el bachillerato en el instituto oscense Ramón y Cajal, continuando con la licenciatura en Ciencias Exactas, con Premio Extraordinario, en la UZ.

Tras doctorarse en Ciencias Físicas en la Universidad de Madrid dedica estancias de formación en la Junta de Energía Nuclear, de la que más adelante sería asesor ya con la denominación de CIEMAT, en la Universidad de Nueva York, con Kurt Otto Friedrichs y en el CERN de Ginebra.

Obtuvo por oposición la cátedra de Física matemática de la Universidad de Zaragoza en 1963 y, tras cofundar con Pedro Pascual de Sans  el Grupo de Investigación de Física Teórica (GIFT), accede a la de la Universidad  Complutense de Madrid, de la que en la actualidad es profesor emérito.

Es miembro de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, que desde 2012 ha vuelto a presidir, de la de Medicina, de la Academia Europeaa y de la Academia Europea de Ciencias y Artes. Se le han concedido por sus méritos la medalla de la Real Sociedad Española de Física y del CIEMAT y los premios Ramón y Cajal de Investigación (1981), Aragón de Investigación científica y técnica (1991) y Golondriz de Humor Inteligente de Física (1991).

Con Alberto Galindo en Quantum ergo

Con Alberto Galindo en Quantum ergo

Sus más de ciento cincuenta artículos han sido publicados en prestigiosas revistas españolas e internacionales y entre sus libros destacan Mecánica Cuántica (I y II), Espacios de Hilbert y didácticos y profundos textos pensados para el bachillerato. Por sus investigaciones, su docencia y sus escritos está considerado el padre de la Física moderna en nuestro país.

Interesado por la divulgación científica, recordamos algunas actuaciones en Zaragoza: fue invitado especial en Conversaciones en la Aljafería (2010)  y hace dos años inauguró el ciclo de conferencias Quantum ergo, que la Asociación Ciencia Viva organizó con la Obra social de Ibercaja.

Sigue ejerciendo de aragonés y sus paisanos de la provincia de Huesca se lo reconocen: un parque infantil lleva su nombre en su pueblo natal y un grupo escolar en Sena. El pasado 30 de octubre de 2013 pasó a ser miembro honorario del senatus científico de la Facultad de Ciencias de Zaragoza.

Por el relevante y decisivo papel desempeñado en la promoción del pensamiento científico en Aragón más allá de nuestras fronteras, es obligado tomar nota  a continuación del centro universitario de referencia, la Facultad de Ciencias de Zaragoza. Según quien fuera uno de sus últimos  decanos y decisivo impulsor del Laboratorio subterráneo de Canfranc (Huesca), José Ángel Villar:”En la actualidad permanece fiel a los objetivos que se marcó en su creación y es un potente núcleo de investigación de nuestra comunidad gracias a la excelente y continua labor de todos sus miembros”.

En túnel de Canfanc con los profesores Rafaei Núñez Lagos y Julio Morales.

En túnel de Canfanc con los profesores Rafael Núñez Lagos y Julio Morales.

Durante el decanato de Ana Isabel Elduque se incrementó el papel protagonista en divulgación de la Facultad, especialmente con la edición de la revista Con Ciencias. Han contribuido asimismo poderosamente a la divulgación científica Alberto Carrión, del departamento de Física de la Materia Condensada y Premio J.M. Savirón,  Juan Antonio Mayoral, químico orgánico y vicerrector, que fue delegado en Aragón de la RSEQ y Mariano Laguna, reconocido investigador en compuestos organométalicos, luminiscencia y materiales para la industria cerámica, con varias patentes de invención, y tratamiento de enfermedades. Fue coordinador institucional de CSIC en Aragón, que en el periodo de su gestión experimentó un notable impulso la comunicación de la ciencia. Agustín Camón, también investigador del CSIC, se prodiga igualmente con éxito en esta especialidad, en las Ciencias físicas, incorporándose a las nuevas corrientes.

En 1892 el Ministerio de Fomento concedió a la Universidad de Zaragoza autorización provisional, que pasó a definitiva once años después, para impartir licenciatura en Físico-Química, siendo primer rector el catedrático de Química Bruno Solano y su sede era compartida con Medicina hasta 1962. Entre ese periodo, en 1918, se crea la Academia de Ciencias de Zaragoza. Actualmente hay en la Facultad de Ciencias secciones de Químicas, Físicas, Matemáticas, Geológicas y Bioquímica.

Notable en la primera época  fue el zaragozano  Paulino Savirón, catedrático de Química Inorgánica, decano y rector, que con Gonzalo Calamita y Rocasolano constituyeron la denominada Escuela de Química de Zaragoza. Fundó la Sociedad Filarmónica y un hijo suyo fue catedrático de Física y autor de Problemas de Física General en un año olímpico y, con J.C. Yarza, de una Física General en dos tomos. En su memoria se creó el prestigioso premio de divulgación científica José María Savirón, de ámbito regional y estatal.

Antigua facultad Medicina y Ciencias

Antigua facultad Medicina y Ciencias

Antonio de Gregorio Rocasolano, considerado uno de los introductores de la Bioquímica en España, fue catedrático de la Facultad de Ciencias y rector de la Universidad de Zaragoza, tras haber sido profesor de bachillerato. Fundó y presidió el Ateneo Científico Escolar y escribió Lecciones de Química General, llegando a vicepresidente del primer CSIC, uno de cuyos institutos lleva su nombre. Cuando Albert Einstein visitó Zaragoza en marzo de 1923, siendo decano Calamita, se interesó por su laboratorio.

Discípulo predilecto  de Rocasolano fue el andorrano Juan Martín Sauras, catedrático de Química Inorgánica, primero en Santiago y después en Zaragoza, donde fue decano de Ciencias  y estuvo casado con la química Mª Antonia Zorraquino. Rafael Usón, zaragozano, licenciado en Químicas por Zaragoza, inició el doctorado con M.Sauras y lo terminó en Madrid. Becado en Alemania donde trabajó con Egon Wiberg, fue catedrático de Química Inorgánica, decano y vicerrector de la UZ y tuvo relevancia su aportación en el campo  de la química organometálca, creando escuela. Fue Premio Ramón y Cajal de Investigación y medalla de la RSEQ y escribió un manual de Química universitaria básica. Nacido en Calatayud era José María Iñiguez y Almech, doctor en Ciencias Exactas por Madrid y licenciado en Químicas por Zaragoza, de cuya Facultad de Ciencias fue decano.  Es autor de un Curso de Matemáticas, didáctico y riguroso. Todos ellos vivieron el siglo XX.

De épocas más recientes son, en las Ciencias Matemáticas, José Garay, de los primeros en ensamblar singularmente música y  números. Y dos profesores prematuramente desaparecidos: el primero, Mariano Hormigón, de Zaragoza, que consiguió, venciendo obstáculos, llevar la Historia de La Ciencia como disciplina a la Facultad de Ciencias y organizar uno de los eventos científicos  más importantes realizados en Aragón, el XIX  Congreso Internacional de Historia de la Ciencia. Y, algo más joven, otro brillante matemático de Miedes (Zaragoza), José Luis Rubio de Francia. Se instituyó con su nombre un reconocido certamen para jóvenes investigadores en la ciencia matemática.

Actualmente siguen activos excelentes docentes e investigadores aragoneses. Ante la imposibilidad de citarlos a todos, optamos por una selección, que considere de algún modo la antigüedad, pues los hay con edad tal que seguramente tienen todavía mucho que decir y se podrá hablar con más propiedad dejando que  el tiempo agrande sus méritos. Jóvenes  científicos aragoneses trabajan con acreditados imvestigadores, con eficacia y resultados, en el prestigioso Instituto de Nanociencia de Aragón (INA) de la Universidad de Zaragoza. Lo mismo puede decirse de la Estación Experimental de Aula Dei, el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria (CITA), el Instituto Pirenaico de Ecología (IPE) de Jaca, el Instituto de Carboquímica, antiguo Instituto del Combustible,  el Laboratorio de Investigación en Fluidodinámica  y Tecnologías de la Combustión (LIFTEC) y el Instituto de Biocomputación y Física de Sistemas Complejos (BIFI). Con el Centro de Investigación Biomédica de Aragón (CIBA) de la U.Z. y el Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud, inaugurado en 2009, conforman un importante conjunto de centros de investigación en la región aragonesa.

Algunos  de los científicos aragoneses que a continuación recordamos han residido casi todo el tiempo en nuestra comunidad y otros en diversas universidades españolas. Entre estos últimos destacamos primeramente a tres oscenses, una de ellas  en la Universidad Autónoma de Barcelona y dos en la Universidad de Oviedo. María Josefa Yzuel es de Jaca (Huesca), licenciada, doctora y profesora de Óptica por la U.Z., donde fue la primera mujer española agregada de universidad y segunda en adquirir la condición de  catedrática, ya en la de Barcelona. Es miembro de la Academia de Ciencias y Artes de Barcelona, de la de Ciencias de Zaragoza y de varias sociedades europeas.  Además de comprometida en la promoción del papel de la mujer en la Ciencia, ha sido nombrada presidenta en España del Año Internacional de la luz y las tecnologías basadas en la luz. Medalla de la Real Sociedad Española de Física.

María Josefa Yzuel, medalla de la RSEF.

María Josefa Yzuel, medalla de la RSEF.

José Joaquín Barluenga, de Tardienta (Huesca), uno de los renovadores de la Química Orgánica en España, comenzó su carrera científica y doctorado en Zaragoza, para recalar en Asturias, donde ha sido promotor y director del Instituto de Química Organometálica Enrique Moles y medalla de plata de esa comunidad. También ha obtenido los premios Humboldt y Dupont y la medalla de oro de la Real Sociedad Española de Química. Ejerce igualmente su profesión docente e investigadora en Oviedo el aragonés de Sabiñánigo (Huesca) Carlos López Otín, que se incorporó al departamento de Bioquímica y Biología Molecular de la capital asturiana a los veintinueve años, asumiendo poco después la cátedra. Sus trabajos sobre los genes codificados asociados al cáncer, la secuencia del genoma de la leucemia linfática y la localización del gen del melanoma hereditario son valorados internacionalmente. Premio Jaime I y Ramón y Cajal de Investigación en Biología, es académico correspondiente de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales. Recientemente ha sido investido Doctor honoris causa por la Universidad de Zaragoza.

Otro oscense, de Binaced, Mariano Moles, ingeniero aeronáutico por la Universidad de Barcelona y doctor en Ciencias por la de París, dirigió el Instituto de Astrofísica de Andalucía y actualmente es director del Centro de Estudios de Física del Cosmos de Aragón en la sierra de Javalambre (Teruel), que apuesta además por la divulgación con Galáctica. Medalla de oro de las Cortes de Aragón en 2009.

Centro de Estudios de Física del Cosmos de Aragón.

Centro de Estudios de Física del Cosmos de Aragón.

Ingeniero igualmente, de Telecomunicaciones en este caso, y de Alfamén (Zaragoza),es Mateo Valero, formado en Barcelona, experto en Arquitectura de Computadoras, catedrático de la Universidad Politécnica de Cataluña, doctor honoris causa por la de Zaragoza y director del Centro Nacional de Supercomputación en la ciudad condal. Es premio Rey Pastor y Torres Quevedo. En 2015 se le ha concedido el  prestigioso premio Seymour Cray, siendo el primer europeo en lograrlo. Y también Domingo Jiménez Beltrán, zaragozano muy vinculado a Calatorao, ingeniero consultor en sostenibilidad y medio ambiente, consejero de la comisión europea, director general de política medio ambiental del Gobierno de España, director del Observatorio de Sostenibilidad y Premio nacional de Medio ambiente en 2007.

Pascual Román, de Tauste (Zaragoza), concluyó la carrera de Ciencias Químicas en Zaragoza y ha trabajado especialmente en el País Vasco, de cuya universidad es catedrático de Química Inorgánica. Probablemente el científico aragonés con mayor obra divulgativa escrita, lo que le valió el premio José María Savirón. Destacamos sus libros El profeta del orden químico: Mendeléiev y Ciencia, tecnología y espionaje en la Bascongada.

planetaro h 3

C.A.A. Huesca

Entre los que investigaron o enseñaron en Aragón citaremos en primer lugar a dos físicos matemáticos zaragozanos: Luis Joaquín Boia, medalla de oro de la Real Sociedad Española de Física, promotor del Seminario Interdisciplinar de la UZ y un magnífico articulista y conferenciante, que actualmente preside la Academia de Ciencias de Zaragoza y José Fernando Cariñena, doctor en Ciencias Matemáticas y Físicas, referee de más de una veintena de revistas científicas internacionales y también académico de la de Ciencias de Zaragoza. Muy relacionado con  la Física Teórica es el Centro de Ciencias de Benasque (Huesca), uno de cuyos patronos es la UZ y que promueve encuentros científicos internacionales al más alto nivel en torno a la Física Fundamental. Está dirigido por el profesor gallego afincado en Aragón Manuel Asorey.  Y los profesores de Paleontología en la Facultad de Geológicas Gloria Cuenca, investigadora del Centro de Evolución y Comportamiento Humano, y miembro del equipo de Atapuerca e Ignacio  Canudo, que dirige el recientemente inaugurado Museo de Ciencias Naturales de la Universidad de Zaragoza, que junto a Dinópolis en Teruel y el Centro  Astronómico Aragonés en Huesca, completa la red museística, científica y divulgativa.

Museo Ciencias Naturales de Zaragoza

Museo Ciencias Naturales de Zaragoza

A continuación hablaré de uno de los más importantes  químicos españoles actuales, nacido en la capital del Ebro: Luis Antonio Oro. Es doctor en Químicas y catedrático de Inorgánica de la UZ y desempeña además la dirección del Instituto Universitario de Catálisis Homogénea.  En 1987 fue Director General de Investigación Científica y Técnica y primer Secretario del Plan I+D, en el Gobierno central. Presidió la Real Sociedad Española de Química (RSEQ) en el periodo 2001-2005, es doctor honoris causa por la universidad de Ruan, y fue vicepresidente de European Science Fundation. Pertenece a varias  Academias internacionales, como las de Francia, Hungría, Nueva York y, naturalmente a la de Zaragoza. Es premio Nacional Enrique Moles de Química, Jaime I, Humboldt, Solvay y medalla de la RSEQ, que presidió. Aragón le ha reconocido sus méritos con la medalla del gobierno, la de oro de la ciudad y dando su nombre a una calle de Zaragoza. Le interesa el mundo de la enseñanza y de la divulgación y es coautor de un manual de Química para preuniversitarios.

Otros químicos aragoneses notables, ambos de la Facultad de Ciencias  son Juan Cacho, impulsor del Laboratorio de Aromas y Enología desde el Departamento de Química Analítica y miembro de la Academia Aragonesa de Gastronomía y José Luis Serrano, premio a la excelencia investigadora aragonesa, que fue director general de Investigación del Gobierno de Aragón y fundador del Grupo de Cristales líquidos Polímeros, puntero en España.

Más allá de la Facultad de Ciencias, en la de Veterinaria, fueron pioneros en Aragón en las investigaciones en Genética moderna los profesores Isaías Zarazaga, que tras su jubilación ha presidido la Fundación Genes y Gentes y María Pilar Zaragoza, directora del Laboratorio de Genética Bioquímica Langebio, que es la actual vicerrectora de Transferencia e Innovación tecnológica de la Universidad caesaraugustana.

CPS de Universidad de ZaragozaDel Centro Politécnico Superior (CPS), de más reciente creación, han surgido de nuestra región figuras relevantes, en muchos casos formados en la Facultad de Ciencias. Es el caso de los licenciados y doctores en  Matemáticas, ambos catedráticos de Matemática Aplicada, José Manuel Correas nacido en Quinto de Ebro (Zaragoza), que fue Director General de Educación y Ciencia con el Gobierno de Aragón y Felipe Pétriz, de Aragüés del Puerto, rector de la UZ (2000-2008),  Director General de Política Universitaria en el Ministerio de Educación y Secretario de Estado en el de Ciencia e Innovación. También Antonio Valero, Cristina Nerín y Francisco José Serón. Este último, que ha sido también vicerrector, es catedrático de Lenguaje y Sistemas Informáticos y es un experto en Informática gráfica avanzada y realidad virtual aumentada. Valero, catedrático de Máquinas y Motores térmicos, es director del Centro de Investigación de Recursos y Consumos Energéticos (CIRCE), creado para potenciar las energías renovables y la eficiencia energética, referente a nivel mundial y Nerín, catedrática de Química Analítica especialista de primera fila en Medio Ambiente y en la problemática del lindano. Catedrático del Área de Tecnología Electrónica e investigador del grupo I3A  del CPS es Armando Roy, de Morata de Jalón, que dirigió durante un tiempo el Instituto Tecnológico de Aragón (ITA).

No podemos dejar de nombrar al doctor en Físicas Víctor Manuel Orera, aragonés de adopción. Ha dirigido el Grupo de Materiales Procesados del Instituto de Ciencia de Materiales de Aragón (ICMA), ha sido vicedirector nacional del CSIC y es a día de hoy el coordinador de esa institución en Aragón. Excelente divulgador, es también académico de Ciencias de Zaragoza.

Y hemos de mencionar además al físico y vicerrector Luis Miguel García Vinuesa, director actual del ICMA (UZ.CSIC), así como a los químicos Fernando Lahoz y Conchita Gimeno (delegada en Aragón de RSEQ), director y vicedirectora respectivamente del Instituto de Síntesis Química y Catálisis Homogénea (ISQCH) y Conrado Rillo, de ICMA , coordinador de un proyecto que recientemente ha desarrollado y patentado un procedimiento de licuefacción y recuperación del helio a pequeña y media escala. Se le ha premiado con la medalla a la innovación de la RSEF 2015. Todos ellos participan frecuentemente en actividades de  divulgación científica.

Bibliografía:

-Aragoneses ilustres, ilustrados e iluminados. Antón Castro-José Luis Cano. Editorial Gobierno de Aragón.1993.

-Una década de política de investigación en Aragón (VVAA). Ediciones del CONAI. 1994.

-Enciclopedia temática de Aragón. Ediciones Moncayo.1990.

-El régimen del solitario. Avempace. Editorial Trotta. 1997.

-La alquimia en Aragón. Jesús Osácar. Ediciones Obra social Ibercaja.1999.

-El autor aragonés de los veintiún libros de los ingenios. Nicolás García Tapia. Instituto de Estudios altoaragoneses. 1990.

-Los botánicos turolenses del s. XIX. Instituto de Estudios turolenses. 1986.

-Félix de Azara. María Dolores Albiac. Ediciones CAI 100. 2000.

-Lucas Mallada. Un geólogo preocupado por España. Antonio Calvo Roy. Editorial Gobierno de Aragón. 2005.

-Miguel Catalán. Su obra y su mundo. José Manuel Sánchez Ron. Fundación Ramón Menéndez Pidal. CSIC. 1994.

-Vida y obra de Miguel A. Catalán. José Carlos Bardavío. Cuadernos de Aragón. 1996.

-Revista Ciencia Viva (número 50).

-Revista A Ciencia cierta.. ( números 12 a 23).

-(Las colecciones completas de las revistas citadas -CV y ACC- se pueden encontrar en la Biblioteca de Aragón de Zaragoza).

 

(*) Aunque Santiago Ramón y Cajal era natural de Petilla de Aragón, pueblo navarro  fronterizo con la comunidad aragonesa, nadie pone en cuestión su condición de aragonés. En menor medida se podría decir algo similar  del matemático riojano Zoel García de Galdeano.

(**) Cajal el rey de los nervios. Guía Didáctica.

(Nota): Este artículo, resumido y con distintas fotografías, fue publicado en tres partes en Revista La Oca Loca en 2015. (http://www.revistalaocaloca.com/author/mcarreras/)

 Miguel Carreras Ezquerra.
Asociación Ciencia Viva.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Comentarios

4 comentarios en “Científicos de Aragón: del medioevo a la actualidad

  1. Un excelente y rápido repaso por la genialidad científica aragonesa. Enhorabuena Miguel.

    Publicado por Fernando J. Lahoz | febrero 29, 2016, 12:44 pm

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: Curiosidades y noticias de Ciencia Viva (I) | Ciencia Viva - mayo 26, 2016

  2. Pingback: Curiosidades y Noticias de Ciencia Viva (II) | Ciencia Viva - junio 23, 2016

  3. Pingback: Curiosidades y Noticias de Ciencia Viva Apuntes finales del autor | Ciencia Viva - enero 4, 2017

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Apuntes de Ciencia Viva

Streaming Ciencia Viva

CON CIENCIA – TVE Aragón

Ciencia Viva en la cárcel

Revista A ciencia cierta.. (2000-09)

Ciencia en Expo Zaragoza

Sonia Fernández Quantum Ergo

David Jou en Quantum Ergo

Mira Quanta (Alberto Galindo)

Manuel Asorey Quantum Ergo

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 1.673 seguidores

Estadisticas Blog

  • 130,852 visitantes

Premio Casa de las Ciencias 2000

Premio Saviron a M. Carreras

Fotos Premio Saviron 2006

Twitter Ciencia Viva

A %d blogueros les gusta esto: