Leer Ciencia, Miguel Carreras

SABIAS (La cara oculta de la ciencia)

SABIAS

Adela Muñoz Páez

Editorial Debate ha publicado recientemente SABIAS (La cara oculta de la ciencia), de la catedrática de Química Inorgánica de la Universidad de Sevilla Adela Muñoz Páez.

La autora es natural de La Carolina (Jaén), ha investigado en espectrografía de rayos X aplicada a materiales y buena parte de sus estudios se han llevado a cabo en fuentes de radiación sincrotrón de Grenoble, Didcot, Hiroshima y Cerdanyola del Vallés. Ha realizado estancias en Oxford y Eindhoven y escrito numerosos artículos en diarios y revistas sobre mujeres científicas. En 2015 se le otorgó el Premio Meridiana de la Junta de Andalucía. Ha escrito Lavoisier. La química moderna; Marie Curie. La radiactividad y los elementos; La buena muerte e Historia del veneno, www.aragoninvestiga.org/historia-del-veneno . Es una activa y reconocida divulgadora científica y tiene una página, www.hypatia.es

La introducción (Una revelación premonitoria), cuatro amplios capítulos  con varios apartados y un epílogo componen el libro, que incluye al final cronología, bibliografía e índice onomástico.

En el primer capítulo- Inicios fulgurantes- se habla de la princesa, poeta y sacerdotisa Enheduana, de Aspasia de Mileto,  de Hipatia de Alejandría y de Hildegarda de Bingen, desde el jardín del Edén hasta la sabiduría de los conventos.

Expulsadas de la Academia es el título del siguiente y ahí aparece Émilie de Breteuil, marquesa de Châtelet, estudiosa de las matemáticas y de Newton, sus relaciones con Voltaire  y Maupertois y autora de Estudio sobre la naturaleza del fuego. También Marie Paulze- Lavoisier y el nuevo paradigma de la Química y la astrónoma Carolina Herschel y los cometas.

En Derribando barreras se trata del feminismo (Flora Tristán), de la más célebre científica de todos los tiempos, Marie Sklodowska- Curie y de su hija Irene Joliot-Curie, Nobel de Química en 1935, feminista y  Secretaria de Estado, destituida de la Comisión Francesa de Energía atómica por sus simpatías con el partido comunista. También de las Premio Nobel Dorothy Crowfoot y Rita LeviMontalcini  y del caso Rosalind Franklin. Se recuerda además lo sucedido en España en el siglo XX hasta la dictadura franquista. Escribe Muñoz Páez: “De 1931 a 1937, en el Instituto Nacional de Física y Química trabajaron 158 investigadores, de los cuales 36 fueron mujeres. (..) Veintidós de estas mujeres eran licenciadas en química, ocho en farmacia y seis en física. Ocho fueron pensionadas de la JAE en laboratorios extranjeros. Estas 36 investigadoras representaban un porcentaje muy superior al de alumnas de ciencias de las universidades españolas de la época y al de científicas en los centros de investigación europeos”.

El siglo XXI es presente y futuro, pero quiero dejar constancia de algunas españolas notables. Hasta 2003 no hubo ninguna mujer científica en la Real Academia Española. Fue la primera, ocupando el sillón i,  la bioquímica Margarita Salas, que también presidió el Instituto de España. Josefina Castellví, oceanógrafa y bióloga, pionera de las expediciones a la Antártida, ha dirigido el CSIC en Cataluña y el Instituto de Ciencias del Mar. Anna Veiga, bióloga e investigadora en células madre, fue con Nicolás Barri, quien alumbró la primera niña probeta en España en 1984. La catedrática, directora del Instituto de Física de Cantabria y miembro del Comité de política científica del CERN, Teresa Rodrigo tuvo un papel importante cuando se descubrió el quark top en Fermilab y la neurobióloga y soprano coral Mara Dierssen es reconocida mundialmente por sus estudios del síndrome de Down y el cerebro. Citaré también entre destacadas científicas españolas a Concepción Gimeno, aragonesa, vicedirectora del Instituto de Síntesis Química y Catálisis Homogénea-CSIC, a la que la IUPAC situaba en 2017 entre las doce mejores investigadoras del mundo en química.

He mencionado a estas  investigadoras vivas de nuestro país porque he tenido la oportunidad de conocerlas personalmente, pero hay más y las habrá, por lógica.

En definitiva Solas es un documentado periplo, desde la Historia de la Ciencia, en el que se narran detalladamente los obstáculos sufridos por las científicas y los esfuerzos que hubieron de afrontar para su superación. Como dice al final  Adela Muñoz Páez: “Esta obra intenta remediar la injusticia que ha relegado al olvido a tantas científicas del pasado. Es una deuda que las científicas del presente tenemos con ellas y con las futuras generaciones, que han de saber que la ciencia sí es cosa de mujeres. (…) También hay una cuestión poética: no se puede hurtar la belleza de la ciencia a media humanidad. “

Miguel Carreras Ezquerra. Asociación Ciencia Viva.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Apuntes de Ciencia Viva

Streaming Ciencia Viva

CON CIENCIA – TVE Aragón

Ciencia Viva en la cárcel

Revista A ciencia cierta.. (2000-09)

Ciencia en Expo Zaragoza

Sonia Fernández Quantum Ergo

David Jou en Quantum Ergo

Mira Quanta (Alberto Galindo)

Manuel Asorey Quantum Ergo

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 1.663 seguidores

Estadisticas Blog

  • 127,291 visitantes

Premio Casa de las Ciencias 2000

Premio Saviron a M. Carreras

Fotos Premio Saviron 2006

Twitter Ciencia Viva

A %d blogueros les gusta esto: