Leer Ciencia, Miguel Carreras

Del mito al laboratorio

Daniel Torregrosa

Andaba ocupado estos días corrigiendo en el blog un artículo pasado, relacionado con las investigaciones en torno a los superelementos, para actualizarlo con motivo de 2018 Año Internacional de la Tabla Periódica de los Elementos Químicos, cuando comencé a leer el último libro de Daniel Torregrosa, Del mito al laboratorio.

He descubierto en la publicación de Torregrosa que hasta veinte elementos químicos deben su nombre a la mitología grecorromana. El autor del libro desentraña ese origen y explica con  amenidad las características y aplicaciones de esos elementos y otras curiosidades de objetos relacionados con las ciencias, como asteroides, constelaciones, nebulosas, planetas, lunas, satélites, sondas, cohetes, animales, plantas, fósiles, membranas biológicas, nanopartículas…

Del mito al laboratorio lleva como subtítulo “La inspiración de la mitología en la ciencia” y ha sido publicado por Ediciones Cálamo, colección Arca de Darwin, siendo la primera edición de  2018. Al final propone una doble bibliografía, sobre Mitología y sobre Ciencia. Hay además abundantes y pertinentes viñetas, oportunamente distribuidas.

Consta el libro de una breve introducción y  tres  inspiraciones a modo de capítulos, la de la mitología grecorromana, la de la mitología nórdica y la de otras mitologías, siendo la primera de ellas la que ocupa más páginas.

Transcribo del mito de los titanes literalmente lo siguiente: “Los titanes y titánides eran, según la mitología griega, una raza de dioses que dominaron la Tierra durante la idílica Edad de Oro. Eran doce según Hesiodo.(…)Fueron divinidades relacionadas con la fertilidad y el cultivo de las tierras”.

Respecto al elemento Titanio recuerda Torregrosa que fue redescubierto y nombrado por el químico alemán Martín Heinrich Klaproth en 1795 y que fue Mathew A. Hunter, más de cien años después, quien consiguió aislarlo.

Las  aplicaciones más relevantes, debidas a su dureza,  son en la industria espacial y  militar. Y también para implantes, de lo que doy fe, pues a causa de una caída llevo una plaquita de titanio en la mano.

Daniel Torregrosa es químico y divulgador científico. Premio Tesla 2017 de divulgación ejerce de conferenciante en muy diversos foros, preside la Asociación de Divulgación Científica de la Región de Murcia y  coordina el ciclo CIeNZA. También es bloguero de éxito y somos amigos virtuales en las redes sociales.

Leyendo este libro me he reencontrado con la mitología, que tenía algo olvidada. Además lo he pasado bien. Inténtenlo y verán.

 

Miguel Carreras Ezquerra. Asociación Ciencia Viva.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Apuntes de Ciencia Viva

Streaming Ciencia Viva

CON CIENCIA – TVE Aragón

Ciencia Viva en la cárcel

Revista A ciencia cierta.. (2000-09)

Ciencia en Expo Zaragoza

Sonia Fernández Quantum Ergo

David Jou en Quantum Ergo

Mira Quanta (Alberto Galindo)

Manuel Asorey Quantum Ergo

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 1.713 seguidores

Estadisticas Blog

  • 187.576 visitantes

Premio Casa de las Ciencias 2000

Premio Saviron a M. Carreras

Fotos Premio Saviron 2006

Twitter Ciencia Viva

A %d blogueros les gusta esto: