Leer Ciencia, Miguel Carreras

Monos, mitos y moléculas

Monos, mitos y moléculas

Joseph A. Schwarcz

Tres Premios Nobel de Química- Michael Smith, Jhon C. Polanyi y Roald Hoffman– avalan con sus comentarios al autor del libro Monos, mitos y moléculas (La Química nuestra de cada día), del húngaro de origen, doctor en Ciencias Químicas y profesor en la Universidad Mc Gill de Montreal, Joseph A. Schwarcz. Roald dice sobre el canadiense: “La magia de Schwarcz reside en convencernos de que la verdadera química es entusiasta y revalorizadora”.

El libro se publicó en nuestro país con traducción de Antonio Iriarte, por Pasado α Presente.

Joe Schwarcz dirige la Oficina de Ciencia y Sociedad en su Universidad y ha sido galardonado por sus méritos en la comunicación de la ciencia con el Premio Grady- Stack de la American Chemical Society y con la medalla de Montreal del Canadian Chemical Institute. Habitual en los medios radiofónicos y televisivos de su país,  tiene una columna semanal en La Gaceta de Montreal. Ha publicado también La Química correcta, ¿De qué se alimentan los zombies?, El genio en la botella y Una manzana, un día. Es uno de los autores más prolíficos de la Química moderna, especialmente de la divulgación  relacionada con los alimentos.

En la introducción del libro, el autor explica las razones del título, que tienen mucho que ver con Friedrich August Kekulé, impulsor de la Estructura Química y de innovadores estudios teóricos de la molécula del  benceno y de sus derivados. Dice algo que es difícil no compartir: “Para la práctica de la química lo que resulta fundamental es la comprensión de la estructura de las moléculas”.

Seis capítulos y una conclusión componen la obra de Schwarcz. Comienza con Tragarse la Ciencia,  la irrupción de internet y asuntos como el ibuprofeno, el colesterol y el omega3, el azúcar,  el aceite de palma y las recetas salvadoras. Los siguientes capítulos, con varios apartados, son sucesivamente: Volver la vista atrás, Preocupaciones químicas, Química por aquí y por allá, Asuntos de salud y  Medias verdades.

 Además de abundantes consideraciones alimentarias hay cuestiones como por ejemplo el napalm, los coprolitos, el cloroformo y la homosexualidad de Alan Turing; la cocina y el paraxileno; la fórmula I, la captura del dióxido de carbono y las feromonas de los gatos; los bronceados, la salvia y el tomillo, el deseado equilibrio entre publicidad y ciencia, el espiritismo y Houdini y la homeopatía, son algunos asuntos de interés que van desfilando por este libro.

Señalo unas citas del autor elegidas al azar: 1) “El napalm-descubierto por el estadounidense Louis Fieser– así llamado por las primeras letras de sus ingredientes, el ácido nafténico del petróleo y el ácido palmítico del aceite de palma, resultó un arma de una efectividad brutal. (…) Su inventor nunca se arrepintió, aunque fue un activista contra el tabaco.” 2) “El nombre Gerovital les sonará a los turistas europeos y a los habitantes rumanos (…). A la doctora Ana Aslan la puso sobre la pista de esta pócima, famosa en el mundo como <<fuente de juventud>>, el alivio experimentado por pacientes de artritis tras administrarles un anestésico local, clorhidrato de procaína, débil inhibidor de la monoamina oxidasa”. Llegó a interesar a celebridades como Marlene Dietrich, Kirk Douglas, JFK y Nikita Kruschev. Hoy no cabe duda de que gran parte de la satisfacción que daba el Gerovital era efecto placebo, unido a su actuación como suave antidepresivo.

La literatura de divulgación de la Química ha avanzado sustancialmente en todo el mundo, gracias en buena medida al buen hacer de distinguidos científicos y comunicadores como el citado Roald Hoffman, John Esmley, Gianni Fochi y Theodor Gray. En España han destacado especialmente en el mismo sentido Claudi Mans, Pascual Román, Adela Muñoz, María Vallet,  Bernardo Herradón y más recientemente  José Manuel López Nicolás, José Miguel Mulet y Deborah García Bello.

Este libro de Joe Schwarcz se  puede leer en su conjunto o en partes que puedan interesar específicamente, consultando el  índice alfabético.

 

Miguel Carreras Ezquerra. Asociación Ciencia Viva.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Apuntes de Ciencia Viva

Streaming Ciencia Viva

CON CIENCIA – TVE Aragón

Ciencia Viva en la cárcel

Revista A ciencia cierta.. (2000-09)

Ciencia en Expo Zaragoza

Sonia Fernández Quantum Ergo

David Jou en Quantum Ergo

Mira Quanta (Alberto Galindo)

Manuel Asorey Quantum Ergo

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 1.716 seguidores

Estadisticas Blog

  • 200.656 visitantes

Premio Casa de las Ciencias 2000

Premio Saviron a M. Carreras

Fotos Premio Saviron 2006

Twitter Ciencia Viva

  • RT @XLSemanal: “Gastamos millones en armamento, pero, si aparece un bicho de treinta nanómetros que mata a miles de personas, no tenemos co… 1 week ago
  • RT @materia_ciencia: ACTUALIZACIÓN: La empresa Moderna asegura a EL PAÍS que espera que su vacuna esté lista a finales de año "en EE UU y a… 1 week ago
  • RT @Shora: En los próximos días, las mascarillas van a ser obligatorias en más lugares públicos, además del transporte, y siguen sin realiz… 1 week ago
  • RT @materia_ciencia: La primera vacuna experimental contra la covid-19 probada en humanos muestra resultados prometedores https://t.co/fxyt… 1 week ago
  • RT @materia_ciencia: Médicos y científicos de todo el mundo están buscando superhéroes disfrazados de gente normal. Son personas que se han… 2 weeks ago
A %d blogueros les gusta esto: